Gung Fu: Libertad de expresión | Libertad al hacer

 

 

En WING-TCHUN | GUNG-FU buscamos reflejar los antiguos conceptos educativos de este arte en nuestro devenir cotidiano. Entendiéndolo no solo como un Arte marcial de Autodefensa y ya, sino también como una herramienta mucho más completa para nuestro propio desarrollo. Un volver a nuestra naturaleza de Fu, de vacío. Vacío como sentido activo no como ‘la nada’, sino como sentido de espacio por llenar, espacio para que la vasija pueda ser llenada con elementos nobles, espacio para re crear las experiencias a la vez que nuestra definición de ellas, permitiéndonos tener otra apreciación en nuestra vida cotidiana.

Yin y yang son dos aspectos de la vida. La vida es también un equilibrio de partes, a través de un esfuerzo interior, de una disciplina consciente de mantener -en el movimiento de todas las cosas- un centro estable que une cuerpo y mente proveyéndonos energía vital que nos fortalece y así nos beneficia. Y que, al beneficiarnos, beneficia a los demás inexorablemente. Contradicción que se abraza.-

Volver sobre el Gung-Fu en nuestras bases es lo que quiero definir con esta suerte de concepto: “Gung” significa habilidad que deviene de un cultivo, de un trabajo duro y persistente a priori para adquirir dicha habilidad. La habilidad no viene sola, por inspiración. Proviene de esos “oscuros espacios vacíos” con largas horas de cultivo, y de  frustraciones que nos hacen templar el carácter, reajustar una y otra vez nuestra visión, aceptar las derrotas y el error, pararse una y otra vez sacudiéndose el polvo de la resignación con la mano de la paciencia, para aceptar así las enseñanzas de nuestro maestro y regenerar las heridas ocasionadas por las caídas, las derrotas.
Desarrollar el GUNG-FU es pues Des- enrollar ese papiro de potencialidades que llevamos inscriptas desde que nacemos y escribir sobre los espacios en blanco para dejar nuestra huella. Se puede comparar al escribir: podemos escribir en arameo, en hebreo en latín en chino en vietnamita y también en sami. O si queremos, pintar con nuestras huellas digitales como también dibujar una partitura. Creo que está en cada uno de nosotros decidir aceptar el desafío de desenrollar y decodificar en nuestra vida cotidiana ese misterioso instrumento que es la mente con la intensión de recrearnos a nosotros mismos y aunque sea poder, no esa utópica y arrogante fantasía de ‘imponer’ el cambiar nuestro medio (como a veces soñamos la mayoría) sino aprender influenciarlo suavemente, gota a gota, paso a paso como lo hace una hebra de sol entre las nubes para acariciar el lago y dibujar así un maravilloso paisaje. Por otro lado también, podemos (es decisión nuestra) si así lo deseamos enquistarnos en la burbuja de la queja, y proseguir el subrepticio rito de dejarnos morir día a día en ella.

Aceptemos que la trama de la vida está hecha también de decisiones. La libertad de elegir está en nuestras manos en cada momento. Para eso es la disciplina: para poder entender nuestros actos de elección en cada momento, como si fuera una práctica diaria, un fenómeno cotidiano que nos ayuda a comprender cuál es la esfera en la que estamos envueltos, y ser responsables de cada una de las consecuencias.-
Esta es la práctica que nos acerca cada vez más a la premisa de “conocernos a nosotros mismos”. Y esta es en sí la practica de la libertad.-

Atentamente,

 

Sifu Jeremias A. Zaghis

10403001_1525246637735086_5428066924604101273_n

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s